julio 21, 2024

Informe sobre los medicamentos más consumidos por las Personas Mayores en Argentina – Febrero 2024

0

Publicado el 17 de Febrero de 2024

En informes anteriores (1) hemos analizado la dura situación atravesada por las personas mayores durante la gestión macrista (2015-2019) en lo relativo al acceso a los medicamentos, dado el incremento desmedido de sus precios y la eliminación de buena parte de la cobertura brindada desde PAMI. En ellos hemos desarrollado el sustancial incremento de precios registrado durante el período 2019-2023, aunque en esta etapa acompañados de una política de permanentes acuerdos con la industria farmacéutica orientados a garantizar precios por debajo de la evolución del IPC, que significaron un alivio para el bolsillo de las personas mayores afiliadas a PAMI. A ello se suma la política de medicamentos gratuitos, que alcanzó a representar más de $ 32.000 en promedio mensual para el mes de enero de 2024, considerando una inflación en medicamentos del PAMI de 15,6% en diciembre y 33,6% en enero.  

Sin embargo, el inicio de la era Milei y el auge de la desregulación económica, trajo como consecuencia una fenomenal aceleración de los precios, con un impacto altamente negativo en el rubro de medicamentos. A la par, el Gobierno decidió congelar el bono para quienes cobran haberes menores a $160 mil.

En el presente informe se presenta un análisis de los precios de los medicamentos en diciembre y enero, y se analiza comparativamente el encarecimiento de la canasta de medicamentos en relación al poder adquisitivo de las jubilaciones. Asimismo, se brinda un panorama de la morfología del mercado y rentabilidad en la industria farmacéutica. A cierre del documento, se detallan conclusiones.


Morfología y rentabilidad del mercado farmacéutico en Argentina

La cadena de valor en el mercado de los medicamentos se estructura en torno a la figura de los laboratorios, quienes resultan determinantes en la definición de precios, los márgenes de comercialización, los mecanismos de financiamiento y las retribuciones a droguerías y farmacias. En particular, los laboratorios son los principales responsables de la formación del precio de los medicamentos, los cuales se dan a conocer a través del manual farmacéutico. Si bien este precio de venta al público (PVP) es de carácter sugerido, es empleado por el resto de los actores como referencia para calcular y analizar los diferentes descuentos y márgenes de compra y venta de medicamentos.

Los datos de CILFA (2020) indican que la producción en laboratorios de principios activos (PA) y medicamentos, se encuentra conformada por 354 laboratorios y 229 plantas industriales instaladas en el país, de las cuales 181 son empresas de capitales nacionales. Vale mencionar que se trata de un sector estratégico, ya que la industria farmacéutica y farmoquímica argentina representa aproximadamente un 5% del valor agregado industrial del país.

Mazzucco (2019) en su tesis denominada Mercado de Medicamentos en Argentina: actores, dinámicas específicas y propuesta de regulación, complementa la información e indica que “si bien es cierto que existen una gran cantidad de agentes (laboratorios), al analizar con mayor profundidad la dinámica del mercado puede verse que no se destaca por ser un mercado altamente competitivo. No sólo se encuentra una alta concentración horizontal (venta en unidades y valores) sino que además existen algunos grandes grupos económicos con una alta integración vertical. Un claro ejemplo de esto es el grupo Roemmers, cuyas propiedades van desde la producción de principios activos al comienzo de la cadena a través de la empresa Maprimed, pasando por una serie de laboratorios (Roemmers S.A.I.C.F, Investi Farma, Nova Argentis, Gramon Millet, Laboratorios Poen S.A. y Ethical Pharma S.A.), la distribuidora Rofina S.A.I.C., la droguería Monroe Americana, y sus acciones en la mandataria Farmalink. A través de esta serie de empresas, cubre casi la totalidad de los eslabones en la cadena de producción y comercialización. Otros grupos importantes son el Grupo Bagó (Laboratorio Bagó, Química Montpellier, Nutricia Bagó, Bioprofarma S.A y acciones en la distribuidora Disprofarma) y el Grupo Sielecki (ELEA, Sinergium Biotech S.A, Compañía Argentina de Investigación Farmacéutica S.A, Phoenix)”.

En dicho documento se menciona además que “el segmento de comercialización mayorista, conformado por droguerías y distribuidoras, se encuentra altamente concentrado. Las distribuidoras, que surgieron en la década del 90, son el resultado de un proceso de integración vertical de los laboratorios de mayor tamaño. En poco tiempo, estos actores ocuparon una posición estratégica en la distribución de los medicamentos, desplazando en parte a las droguerías. La comercialización minorista en cambio se encuentra atomizada, existiendo cerca de 13.000 farmacias en todo el país, a excepción de las cadenas de farmacias que surgieron a partir de los años 90 e implantaron un modelo de negocios diferente al de las farmacias tradicionales”. Y agrega, “las principales droguerías del país son: Droguería del Sud, Droguería Monroe Americana, Droguería Suizo Argentina, Droguería Barracas, Droguería Kellheroff, Droguería Sur y Droguería Mar Jufec. Es también un eslabón altamente concentrado, ya que cuatro droguerías concentran el 70% del mercado” (Mazzuco, 2019).

La fuerte concentración que existe en el mercado de medicamentos a nivel mundial, también se evidencia en Argentina. No obstante la existencia de un alto número de empresas en el mercado, según CILFA, las ventas están concentradas en las principales firmas: las primeras 10 facturan casi el 51% del total y las primeras 20, el 71% del total.

En relación con los balances o estados contables de las empresas, en el primer semestre de 2023, se observa un aumento en la facturación total de la industria farmacéutica de 88,7% respecto a igual semestre de 2022, como consecuencia del incremento registrado en la facturación de producción nacional (92,2%) y en la reventa local de importados (80,4%). En la facturación de producción nacional se observa un incremento de 93,2% en las ventas al mercado interno y de 81,6% en las exportaciones.

Por su parte, tan solo en el tercer trimestre de 2023, la facturación total de la industria farmacéutica en la Argentina registró 578.481,5 millones de pesos, lo que representa un incremento de 136,4% en relación con el mismo trimestre de 2022. Esta variación surge por los aumentos de 135,2% en la facturación de producción nacional y de 139,3% en la reventa local de importados.


Evolución de precios de venta al público

A lo largo del período 2020-2023, los precios de venta al público de los medicamentos han presentado distintos momentos, en un contexto condicionado por la complejidad de la situación sanitaria.

Durante 2020, año en que la gestión debió enfrentar la emergencia de la pandemia y las restricciones sanitarias, la evolución de precios de medicamentos mostró un incremento moderado. Sin embargo, previo al inicio de este complejo año, en el mes de diciembre 2019, se observó una retracción del precio que promedió los -6,1%. Durante ese año se alternaron períodos sin variaciones de precios (como ha ocurrido durante los meses de enero, febrero, abril y mayo) con incrementos en los meses restantes. En esta primera etapa (diciembre 2019 -incluido- a diciembre 2020), la suba alcanzó34,6%, es decir 2,3% mensual (13 meses).

En 2021se registró un aumento anual de 42,9%, lo que representó un 3,0% mensual acumulativo.

Por su parte, en el 2022 la variación anual de precios llegó al 82,8%, con un incremento mensual acumulativo de 5,1%.

A pesar de la evidente alza de precios, resulta importante destacar que, durante estos años, los incrementos en los precios de venta al público de los medicamentos más consumidos por las personas mayores se mantuvieron por debajo de la inflación. De esta manera, en el año 2020 la inflación fue de 36,1% mientras que los medicamentos incrementaron su precio en un 34,6%. En 2021, los precios de la economía en su conjunto se movieron con una inflación del 50,9%, mientras que la variación del precio de venta al público de los medicamentos fue de 42,9%. Finalmente, en 2022 el aumento de precios general fue de un 94,8%, mientras que en el caso específico de los medicamentos fue de 82,8%.

Al observar el año 2023de manera global (enero-diciembre), se registra una inflación anual del 211,4%, mientras que los precios de los medicamentos más consumidos por las personas mayores han sufrido en promedio un incremento del 276%.

Sin embargo, al considerar que el 2023 fue un año signado por la disputa electoral, es posible identificar dos marcadas tendencias:

  • Entre enero y octubre del 2023, los precios de los medicamentos más consumidos por las personas mayores si bien sufrieron variaciones, estas se han mantenido por debajo del índice de inflación: de esta manera, mientras el índice de inflación acumulada a octubre fue de 120%, los medicamentos registraron en promedio durante dicho período un incremento del 112%, lo que se explica en gran parte por los acuerdos de precios alcanzadoscon la industria farmacéutica durante este período.
  • En cambio, al observar el comportamiento de los precios en los meses de noviembre y diciembre del 2023, período que coincide con el desenlace electoral a favor de Javier Milei, se identifica un cambio radical respecto a esta tendencia. El triunfo de La Libertad Avanza en el ballotage de noviembre y el inicio de la nueva gestión se plasmó de forma inmediata en un fenomenal aumento de los precios de la economía argentina en general y de los medicamentos en particular. 

Así, en los últimos dos meses del año 2023 la inflación escaló a un 41,6%, y los precios de venta al público de los medicamentos más consumidos por las personas mayores, ascendieron un 77,2%.Es decir, en los dos últimos meses los medicamentes superaron ampliamente el incremento general de los precios, es decir, la inflación.

Esta tendencia se explica principalmente por el comportamiento de precios del mes de diciembre, es decir, ya iniciado el gobierno de Javier Milei: sólo en el último mes del año 2023 los medicamentos más consumidos por las personas mayores aumentaron en promedio un 40,9%.

Cabe destacar algunos ejemplos en los cuales el aumento de precios ha sido ampliamente superior a dicho promedio:

  • el Optamox Duo (antibiótico de amplio espectro) alcanzó un 184% de aumento en el mes de diciembre;
  •  el Trastocir (fármaco prescripto en trastornos vasculares) un 161%
  • T4 de Montpellier (utilizada en dolencias tiroideas) y Clonagin (prescripto como ansiolítico) registraron un 155%.

Este desmesurado incremento se inscribe dentro de un contexto generalizado de desregulación y aumento de precios durante el mes de diciembre, lo que repercute de manera directa en la caída del poder adquisitivo de los ingresos que perciben las personas mayores, mayoritariamente mediante las jubilaciones y pensiones. Teniendo en cuenta que las personas mayores consumen en promedio cinco medicamentos mensuales, es notoria la proporción cada vez mayor que el gasto en medicación representa para sus ingresos.

Además, las perspectivas respecto a la recomposición de los ingresos no son nada alentadoras, si se considera que en los primeros meses de gobierno de la nueva administración nacional no se han incrementado los bonos a la jubilación mínima. El bono de enero fue de $55.000 y el de febrero será por el mismo monto, desconociendo la licuación de estos montos producto del 25,5% de inflación de diciembre de 2023 y el guarismo de enero que será del 25% según el REM del BCRA o más cercano al 20% considerando las proyecciones de consultoras privadas.


Enero 2024: se registran nuevos incrementos por encima de la inflación

Dentro del aumento generalizado del 13,6% en enero que sufrió la canasta de medicamentos del ANEXO II, se destacan la suba del 31% en promedio de los 10 medicamentos que más aumentaron. Por encima del promedio encontramos subas mensuales del 83% y el 45%.

Evolución de precios de los medicamentos con cobertura de PAMI

La obra social PAMI tiene una cobertura que alcanza a más de 5 millones de personas, de las cuales más del 90% tienen 60 años o más. Si se toma en cuenta que hay en Argentina cerca de 7 millones y medio de personas mayores –conforme proyecciones del INDEC para el año 2023-  PAMI alcanza al 60% de la población mayor del país. Este dato pone de relieve la importancia de las políticas impulsadas por el organismo para la amplia mayoría de las personas mayores.

En marzo del 2020, PAMI implementó una medida fundamental para la población mayor: un nuevo vademécum de medicamentos esenciales gratuitos, es decir, un listado de medicamentos sin cargo con el objetivo de garantizar el tratamiento adecuado de las patologías más frecuentes en las personas mayores. De esta manera, la cobertura al 100% de los medicamentos más consumidos por esta población, sumado las coberturas del 80% para medicación ambulatoria y del 100% para medicación especial, representó un importante ahorro para los ingresos de las personas mayores, mayoritariamente jubilaciones y pensiones, lo que alcanzó a representar más de  $ 32.000 en promedio en el mes de enero de 2023 (considerando una inflación en medicamentos del PAMI de 15,6% en diciembre y 33,6% en enero). 

Adicionalmente a la política de medicamentos gratuitos, PAMI logró establecer distintos acuerdos con la industria farmacéutica y las cámaras representativas del sector (como CILFA, CAEME, COOPERALA, COFA, FACAF, FEFARA, AFMSRA y FARMASUR) orientados a garantizar precios de los medicamentos por debajo de los incrementos de las principales variables macroeconómicas, así como reducir los tiempos de entrega de los medicamentos oncológicos y de tratamientos especiales.

Al observar la dinámica de la evolución de los precios de los medicamentos con cobertura de PAMI en el período 2020-2023 en relación al comportamiento de los precios de venta al público, es posible identificar el efecto altamente positivo de estas políticas.

  • En el 2020, la evolución de precios de medicamentos dispensados a las personas afiliadasa PAMI mostró en promedio un incremento del 12,1%, mientras que la suba de los precios de venta al público fue de 34,6%. Cabe destacar que, durante este año, la mayoría de los meses no registraron variaciones de precios con cobertura PAMI, excepto en los meses de abril, noviembre y diciembre.
  • En 2021, la variación de precios con cobertura de PAMI alcanzó el 40,6%, mientras que la variación de los precios de venta al público fue de 42,9%.
  • Por su parte, en el 2022 la variación anual de precios con cobertura de PAMI alcanzó un 56,4%, mientras que la inflación de los precios de venta al público llegó al 82,8% en dicho año.

De esta manera, los incrementos en los precios con cobertura PAMI de los medicamentos más consumidos por las personas mayores se mantuvieron por debajo de la inflación, en niveles mayores a los del precio de venta al público. En 2020 se registró una inflación de 36,1%, mientras que los precios con cobertura PAMI sólo se incrementaron en un 12,1%. En 2021, el incremento de los precios con cobertura PAMI fue de 40,6%, en tanto que la inflación anual el 50,9%. En 2022, el aumento de los precios con cobertura de PAMI ascendió a 73,4%, en tanto que la inflación anual alcanzó 94,8%.

  • Como se mencionó anteriormente, el año 2023 registró una inflación anual del 211,4%, mientras que los precios con cobertura de PAMI de los medicamentos más consumidos por las personas mayores alcanzaron un 164,9%. Este dato resulta muy relevante si se tiene en cuenta que, para este año, los precios de venta al público superaron al índice inflacionario, en tanto alcanzaron el 276% de aumento.

Es decir, en el contexto general altamente inflacionario, la cobertura de PAMI representó un elemento fundamental para el cuidado de los ingresos de las personas mayores afiliadas,en tanto se registró una notable diferencia entre los precios con y sin cobertura, a favor de las personas afiliadas a PAMI.

Esta tendencia, tal como muestra el gráfico N° 2, se profundiza sobre todo al observar el comportamiento de los precios en los meses de noviembre y diciembre del 2023 y enero de 2024, período que coincide con el triunfo de Javier Milei y el inicio de su gestión: en noviembre los precios de venta al público registraron una inflación del 25,7% mientras que los precios con cobertura de PAMI sólo aumentaron en un 9,2%, y en el mes de diciembre, mientras que los precios de venta al público sufrieron un aumento fenomenal del 40,9%, los precios con cobertura de PAMI sólo aumentaron en un 14,0%.  En el primer mes de 2024 se da el proceso inverso,  los precios de venta al público registraron una aumento del 13,6% mientras que los precios con cobertura de PAMI experimentaron un aumento muy considerable del 33,8%.

En este sentido, y considerando la incertidumbre existente tras la asunción de Javier Milei como presidente en relación a la continuidad del programa de medicamentos gratis de PAMI, resulta fundamental destacar la importancia que ésta política tiene para la población mayor afiliada, en tanto garantiza el acceso al cuidado de la salud de las personas mayores y protege sus ingresos frente a un contexto de profunda aceleración inflacionaria y gran deterioro del poder adquisitivo.

Sin dudas, la eventual pérdida del ingreso indirecto que representa el otorgamiento de medicación sin costo y la no actualización de los bonos que compensan la fórmula de movilidad jubilatoria, implicarían un grave retroceso en materia de derechos y calidad de vida de las personas mayores.

¿Precios atados al dólar? Evolución PVP en relación al tipo de cambio

Suele indicarse desde el sector que, dado la supuesta participación de los insumos importados en el proceso de producción, los medicamentos deberían acompasar la evolución del tipo de cambio.

Más allá de la veracidad del reclamo, como se observa en el gráfico, los precios de los medicamentos sedisocian de la evolución del tipo de cambio, llegando a una brecha significativa que se mantiene hasta la actualidad.

¿Cómo suelen moverse? Cuando no hay movimientos bruscos del tipo de cambio, los medicamentos sufren aumentos por encima del tipo de cambio. Pero cuando se produce una devaluación, los medicamentos reflejan esas subas instantáneamente cómo es posible observar en agosto y diciembre de 2023 (incluso en 2019).


Comparación entre la evolución de la jubilación mínima y de los medicamentos

Durante la gestión de Alberto Fernández, la variación del PVP PAMI de medicamentos más consumidos por adultos mayores tuvo, entre puntas (noviembre 2019 a diciembre de 2023), un incremento significativo pero menor que la variación de la jubilación mínima con bonos. Esta tendencia se revierte con la nueva administración nacional. Ese proceso se concentra, particularmente, en enero de 2024, con un salto sensible del PVP PAMI.

Tras el fuerte proceso de desregulación del sector, luego del triunfo de Javier Milei, y considerando que los medicamentos aumentasen 10% en febrero y marzo, más la aplicación de la actualización jubilatoria, en marzo, que se estima en 30,1%, se consolidaría una caída de más de 20 puntos respecto de junio de 2023, en el caso de la jubilación mínima con bonos, y de más de 35% en las jubilaciones sin bono.


Conclusiones

AUMENTOS DE LOS MEDICAMENTOS

  • Durante la primera etapa de la gestión de Alberto Fernández, la evolución de precios de venta al público (PVP) de medicamentos mostró un incremento moderado y relativamente estable. En el 2020 se registró una suba del 34,6%; en 2021 se alcanzó un 42,9% de incremento, y en 2022 un 82,8%. Por su parte en el año 2023 el incremento fue de 276% superando el índice general de inflación, lo que se explica principalmente por el comportamiento de precios tras el triunfo de Javier Milei y el inicio de su gobierno: sólo en el mes de noviembre se registró una suba del 25,7% y en el mes de diciembre el incremento de precios fue de 40,9% muy por encima de los índices de inflación de 12,8% en noviembre y 25,5% en diciembre.
  • De esta manera, en los años 2021 y 2022 los precios de venta al público de los medicamentos más usados por las personas mayores se mantuvieron por debajo de la inflación, tendencia que se modifica en 2023, año signado por la disputa electoral.
  • En este contexto, los precios con cobertura de PAMI resultaron ser un elemento fundamental para el cuidado de los ingresos de las personas mayores, en tanto registraron aumentos muy por debajo de los precios de venta al público y del índice general de inflación: en el 2020 se registró una suba sólo del 12,1%; en 2021 se alcanzó un 40,6% de incremento, y en 2022 un 73,4%. Finalmente, en el 2023 el incremento fue de 164,9%. Si se tiene en cuenta que el índice de inflación anual fue de 211,4% y que el incremento del precio al público fue de un 276%, la cobertura de PAMI se mantuvo por debajo de estas marcas, lo que representa un ahorro significativo para la población afiliada.  

POLÍTICA DE MEDICAMENTOS GRATIS DE PAMI

  • Gracias a este programa integral de medicamentos gratis y/o descuentos, las personas afiliadas se ahorran en promedio $32.000. De cada 10 afiliados/as, 4 reciben todos sus medicamentos gratis, 5 reciben dos o más medicamentos gratis, y 9 reciben un medicamento gratis.
  • En este sentido, y considerando la incertidumbre existente tras la asunción de Javier Milei como presidente en relación a la continuidad del programa de medicamentos gratis de PAMI, resulta fundamental destacar la importancia que esta política tiene para la población mayor afiliada, en tanto garantiza el acceso al cuidado de la salud de las personas mayores y protege sus ingresos frente a un contexto de profunda aceleración inflacionaria y gran deterioro del poder adquisitivo.
  • A la par, se debate por estas horas la posibilidad de recortar 36 principios activos de los incluidos en el vademécum de cobertura al cuento por ciento de PAMI. Para llevar a cabo esta decisión, se deberá conformar la Comisión de Altas, Bajas y Modificaciones, lo que podría suceder en las próximas semanas e implicaría que se empiece a pagar desde principios de marzo una buena parte de los medicamentos que hasta ahora el organismo cubría su costo en su totalidad. Mientras tanto, y bajo el argumento de uso excesivo, el PAMI ha decidido recortar la cobertura de medicamentos para ciertos casos, dependiendo de la cantidad consumida por cada jubilado. En estos casos, esos medicamentos se deben pagar cash.

MORFOLOGÍA Y RENTABILIDAD DEL SECTOR FARMACÉUTICO

  • La fuerte concentración que existe en el mercado de medicamentos a nivel mundial, también se evidencia en Argentina. No obstante, la existencia de un alto número de empresas en el mercado, las ventas (tanto en unidades como en valores) están concentradas en las principales firmas: las dos primeras alcanzan el 21%, las 6 primeras empresas representan el 50% del mercado total, y las 11 primeras el 75% de las ventas totales.
  • En relación a la rentabilidad del sector, el primer semestre de 2023, se observa un aumento en la facturación total de la industria farmacéutica de 88,7% respecto a igualsemestre de 2022, como consecuencia del incremento registrado en la facturación de producción nacional (92,2%) y en la reventa local de importados (80,4%). En la facturación de producción nacional se observa un incremento de 93,2% en las ventas al mercado interno y de 81,6% en las exportaciones.

¿CUÁL FUE LA RELACIÓN ENTRE MEDICAMENTOS Y TIPO DE CAMBIO?

  • Suele indicarse desde el sector que, dado la supuesta participación de los insumos importados en el proceso de producción, los medicamentos deberían acompasar la evolución del tipo de cambio. Más allá de la veracidad del reclamo, lo que percibe es una disociación respecto de la evolución del tipo de cambio a partir de abril de 2021.
  • Los precios de los medicamentos y los precios medidos en el IPC se disociaron de la evolución del tipo de cambio, alcanzando una brecha significativa.
  • Es importante destacar que cuando no hay movimientos bruscos del tipo de cambio y existe un proceso de apreciación cambiaria, los medicamentos sufren aumentos por encima del tipo de cambio. Adicionalmente, en las instancias de fuertes devaluaciones, los medicamentos reflejan esas subas instantáneamente cómo es posible observar en agosto y diciembre de 2023, al igual que en 2019.

MEDICAMENTOS Y PODER ADQUISITIVO DE LA JUBILACIÓN MÍNIMA

  • Es importante destacar la pérdida de poder adquisitivo en términos de Precio de venta al Público (PVP) PAMI en enero de 2024. Tras el fuerte proceso de desregulación del sector luego del triunfo de Javier Milei, la jubilación mínima sin bonos se redujo 20,1 puntos porcentuales de diciembre de 2023 a enero de 2024 medido en términos de medicamentos PVP PAMI.
  • Asimismo, se proyectan aumentos del 10% en esta canasta de medicamentos para los meses de febrero y marzo 2024, al mismo tiempo que se contempla una actualización del 33,5% de la jubilación mínima en marzo.Con estas hipótesis se registraría una nueva caída de la jubilación mínima sin bonos en febrero de 5,4 puntos porcentuales en relación a enero y una recuperación en marzo que no llega a compensar las sucesivas caídas. La jubilación mínima con bonos sufre una caída de 25,2 puntos porcentuales entre diciembre 2023 y enero 2024 y registraría otra caída de 6,8 puntos porcentuales de enero a febrero considerando las mismas hipótesis.
  • Teniendo en cuenta un bono de $70.000 para marzo no se llegarían a compensar las pérdidas de poder adquisitivo previas en relación a la canasta de medicamentos.

Notas al pie

(1) Consultar: “Informe sobre la situación de las personas mayores: el impacto inflacionario en los medicamentos y productos esenciales en febrero de 2019”, Publicado el 17 de Marzo de 2019, link: https://centrocepa.com.ar/informes/153-informe-sobre-la-situacion-de-las-personas-mayores-el-impacto-inflacionario-en-los-medicamentos-y-productos-esenciales-en-febrero-de-2019


Anexo I

Listado de precios de los 50 medicamentos más consumidos por las personas mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *